Lesiones deportivas II: Mapas cerebrales alterados

07.11.2016

Tras cualquier tipo de amenaza para la integridad de tus sistemas, desde una lesión en tus tejidos hasta el recuerdo de un movimiento que te resulta doloroso desde hace años, son producto de una alteración en los mapas cerebrales de tu cerebro. Los mapas cerebrales son las diferentes áreas de tu cerebro que se interrelacionan para lograr una función final. Todo lo que haces desde moverte, hablar o ver está controlado por las conexiones entre diferentes áreas cerebrales y conjuntos de neuronas. Adquirir el conocimiento de las causas de tu dolor te aportará la posibilidad de acelerar los procesos de recuperación y retomar tu práctica deportiva previa.

 

 

“El conocimiento es poder”.

Sir Francis Bacon (1561-1626) Filósofo y estadista británico.

 

 

 

¿Qué son los mapas cerebrales?

 

 

 

Los mapas cerebrales, si hacemos una analogía con los ordenadores sería el software, el programa que controla nuestro cuerpo, el hardware. Los neurocientíficos suelen distinguir como cuerpo virtual (software), a la representación virtual de tu cuerpo real (hardware). En el cerebro existen diferentes mapas que nos permiten conocer la situación de nuestro cuerpo respecto al espacio (1). Para entenderlo vamos a poner un ejemplo con la propiocepción.

 

 

De un modo resumido, podemos entender la propiocepción como el conjunto de representaciones corticales (mapas cerebrales) gracias a la información constante desde diferentes receptores sensitivos acerca de nuestra situación en el espacio y nuestro movimiento (2; 3; 4). Cuando cerramos los ojos para tomar un vaso (no utilizamos los mapas cerebrales visuales), nuestro cerebro sabe el lugar en el que se encuentra nuestro cuerpo real y el vaso gracias a nuestro cuerpo virtual (1). En este caso a través de, entre otros, los mapas cerebrales propioceptivos. Respecto a los mapas cerebrales debes saber:

 

  • Mapas borrosos: En procesos de dolor o lesión, los mapas cerebrales que controlan tu región afectada se encuentran borrosos.

  • Puedes recuperarte: Los mapas cerebrales no son fijos (5). Tus mapas cerebrales cambian constantemente en función de los estímulos que recibe. Esto es gracias a la capacidad neuroplástica de tu cerebro.

 

 

 

Tipos de mapas cerebrales:

 

 

 

1) Somatotópicos: Serían los localizados en áreas específicas del cerebro, y que corresponderían con áreas con funciones localizadas en el cerebro (5). Por ejemplo, en la corteza cerebral existen diferentes áreas que controlan diferentes funciones como hablar, oír, la visión.

 

2) Funcionales: Son mapas que no están localizados en áreas anatómicas específicas, son matrices o redes neuronales que se relacionan entre sí por algún tipo de función (5).

 

 

Todos los mapas interaccionan entre sí (5; 2), la ciencia ha descubierto que su alteración es la causa de tu dolor, pérdida de fuerza y movilidad.

 

 

 

 

Mapas sensitivos y mapas motores

 

 

Los mapas cerebrales sensitivos reciben la información desde tus receptores sobre el estado de tus tejidos y músculos, y las áreas asociativas procesan e interpretan la información. En base a ello, los mapas motores envían la señal nervios que genera la fuerza para que te muevas.

 

Lo que la neurociencia ha descubierto con pruebas directas de valoración del cerebro, es que tus mapas sensitivos y motores se encuentran alterados. Suelen utilizar el término borrosos ya que emiten señales eléctricas reducidas.

 

 

Estos son algunos ejemplos de mapas borrosos, alteraciones nerviosas o de fuerza en diferentes lesiones:

  • Dolor de espalda: Músculos multífidos borrosos. (6)

  • Dolor de hombro: Músculo supraespinoso borroso. (7)

  • Dolor de codo: Reducción de fuerza en flexores del codo en situaciones de dolor agudo (8).

  • Dolor de rodilla: Tendinitis rotuliana o patelar (9; 10), dolor anterior de rodilla (11), osteoartritis de rodilla (12)

 

 

Mapas cerebrales borrosos

 

 

Cuando tienes una lesión en los tejidos, desde esguinces de tobillo, tendinitis rotuliana, hernia discal hasta una tendinitis en el manguito de los rotadores, tu cerebro puede tomar varias decisiones para protegerte:

 

  • Reducción de tu movilidad y fuerza: las señales entre tu cerebro y los músculos que tienen relación directa con los tejidos afectados. Alterándose de este modo los mapas cerebrales.

  • Activar la alarma de amenaza (dolor). Especialmente en movimientos relacionados con los tejidos afectados.

 

 

La creencia universal siempre ha sido que con la recuperación de los tejidos todo volvería a la normalidad (2). El dolor debería de desaparecer, la fuerza y movilidad aumentar, sin embargo esto no es la realidad, provocando recuperaciones incompletas y lesiones recurrentes (2; 10).

 

 

Después de una lesión, se produce una reducción de las señales propioceptivas desde los receptores sensitivos hacia el sistema nervioso central (13). La neurociencia ha evidenciado que después de un proceso de lesión y/o dolor, tus mapas cerebrales se encuentran borrosos. Por esta razón necesitas un entrenamiento neuromuscular específico tras procesos de dolor o lesión.

 

 

 

Mejora tus mapas cerebrales

 

 

La buena noticia es que puedes mejorar las señales nerviosas de tu cerebro mediante diferentes herramientas y estímulos de entrenamiento neuromuscular específicos. En los centros de Neuromecánica Lab utilizamos diferentes estrategias de readaptación neuromuscular en nuestros deportistas con el fin de incrementar la representación de sus mapas cerebrales:

 

  • Valoraciones de movilidad y fuerza.

  • Ejercicios de potenciación neuromuscular.

  • Ejercicios de mejora del control motor.

  • Incremento de la fuerza y el rendimiento.

  • Ejercicios de mental imagery.

  • Vibración local.

 

 

 

En el próximo artículo abordaremos como la neurociencia ha demostrado que el dolor no es sinónimo de daño estructural, sino una decisión de tu cerebro (1; 14).

 

 

Bibliografía

1. Butler, David y Moseley, Lorimer. Explicando el dolor. Adelaide : Australia, 2010.

2. Neural representations and the cortical body matrix: implications for sports medicine and future directions. Wallwork, Sarah, y otros. p. bjsports-2015-095356, s.l. : British journal of sports medicine, 2015.

3. The proprioceptive senses: their roles in signaling body shape, body position and movement, and muscle force. Proske, Uwe y Gandevia, Simon C. 4, s.l. : Physiological reviews, 2012, Vol. 92, págs. 1651-1697.

4. Assessing proprioception: a critical review of methods. Han, Jia, y otros. 8, s.l. : Journal of Sport and Health Science, Vol. 5, págs. 80-90.

5. Mariño, Xurxo. Neurociencia para Julia. Pamplona : Laetoli, 2013.
6. Driving plasticity in the motor cortex in recurrent low back pain. Tsao, T, Galea, M P y Hodges,

P W. 2011, European Journal of Pain, págs. 14(8), 832-839.
7. Alterations in central motor representation increase over time in individuals with rotator cuff

tendinopathy. Ngomo, S, y otros. 2, 2015, Clinical Neurophysiology, Vol. 126, págs. 365-371.
8. Effect of experimental muscle pain on maximal voluntary activation of human biceps brachii

muscle. Khan, S I, y otros. 3, 2011, Journal of Applied Physiology, Vol. 111, págs. 743-750.
9. Isometric exercise induces analgesia and reduces inhibition in patellar tendinopathy. Rio,

Ebonie, y otros. 19, s.l. : British journal of sports medicine, 2015, Vol. 49.
10. Tendon neuroplastic training: changing the way we think about tendon rehabilitation: a

narrative review. Rio, Ebonie, y otros. s.l. : British Journal of Sports Medicine, 2015.
11. Reduced Maximal Force during Acute Anterior Knee Pain Is Associated with Deficits in

Voluntary Muscle Activation. Salomoni, S, y otros. 8, 2016, PloS one, Vol. 11.
12. Organisation of the motor cortex differs between people with and without knee

osteoarthritis. Arthritis research & therapy. Shanahan, C J, y otros. 1, s.l. : 17, 2015, pág. 1.
13. Neuromuscular deficits after peripheral joint injury: A neurophysiological hypothesis. Ward,

Sarah, y otros. 327-332., s.l. : Muscle & nerve, 2015, Vol. 51(3).
14. Moseley, Lorimer y Butler, David. The Explain Pain Handbook Protectometer. Adelaide :

Noingroup publications, 2015.

15. Certificación Mapping Training System. Martínez Toural, Ricardo. Madrid : Neuromecánica Lab, 2016.

16. Martínez, Ricardo . Mapping Training System. 2015.

 

 

 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Posts

Lesiones deportivas I: el dolor es una decisión del cerebro

September 26, 2016

1/4
Please reload

Posts recientes
Please reload

Búsqueda por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square

info@neuromecanica.com

Política de privacidad

© 2019 por Neuromecánica Lab, Readaptación Deportiva basada en Neurociencia.

whatsapp.png