top of page

¿Qué es tDCS y cómo podría contribuir al rendimiento deportivo?

¿Qué es tDCS y cómo podría contribuir al rendimiento deportivo?

Actualmente se está empezando a utilizar la ‘Estimulación Transcraneal con Corriente Directa’ (tDCS por sus siglas en inglés) en ámbitos relacionados con el rendimiento deportivo.

rendimiento deportivo

tDCS es una herramienta de estimulación cerebral no invasiva que emite corrientes directas débiles capaces de modular la excitabilidad cortical en diferentes áreas del cerebro (1). tDCS se lleva investigando desde hace unos 50 años aproximadamente y permite modular la fisiología cerebral pudiendo incrementar potencialmente el rendimiento físico y cognitivo humano (2).

La corriente de tDCS puede penetrar el cráneo e influir sobre el tejido neural (3) y vascular (4). Se podría decir que del mismo modo que pequeñas corrientes generadas por nuestro cerebro pueden ser detectadas a través del electroencefalograma (EEG) se pueden inducir corrientes en “sentido contrario”. De este modo, se puede modular la excitabilidad de las neuronas corticales dependiendo de la polaridad, aplicando el polo positivo sobre el área cerebral objetivo (a-tDCS) generalmente mejora la excitabilidad corticoespinal (CSE), mientras que aplicando el negativo (c-tDCS) podría inducir los efectos opuestos (5).

rendimiento deportivo

Dependiendo de la duración de una única sesión de tDCS, los efectos pueden durar hasta 90 minutos (5). Los mecanismos subyacentes de estos efectos duraderos pueden estar relacionados con la modulación de los receptores NMDA (6) y mecanismos dependientes de los receptores GABA (7), promoviendo cambios en la potenciación a largo plazo (LTP) y la depresión a largo plazo (LTD).

Por otro lado, el perfil de seguridad de tDCS bajo condiciones de laboratorio es excelente (incluyendo sujetos con desórdenes neurológicos), aunque la seguridad para el uso repetido y prolongado en sujetos sanos todavía tiene que ser confirmado (8).

El primer estudio que investigó el efecto de tDCS en el rendimiento (9) en 2007 observó un incremento de tiempo de contracción isométrica con los flexores hasta la extenuación e incremento de la excitabilidad corticoespinal con la estimulación anodal (sin cambios en la máxima contracción o en la actividad eléctrica muscular). A partir de esta investigación se han publicado dos estudios utilizando otro protocolo (10,11) sin poder corroborar las conclusiones del primero. No obstante, otras dos investigaciones más recientes sí han podido observar cambios en la percepción de esfuerzo (RPE) (12) y en el tiempo hasta la extenuación (TTE) replicando el protocolo de la primera investigación de 2007 de Cogiamanian et al. (9)