top of page

La Importancia de los Factores Psicológicos en la Readaptación del Cruzado.

Aunque sabemos que una lesión deportiva puede tener consecuencias negativas en el sistema neuromotor somos menos conscientes de las potenciales consecuencias psicológicas que pueden limitar la óptima recuperación del deportista. Una de las respuestas psicológicas más comunes derivadas de la lesión es el miedo a la recidiva [1–3], aunque también se pueden producir otras como la ansiedad, depresión, frustración, tensión y disminución de la autoestima [4–10].

Estas respuestas psicológicas son mayores inmediatamente posterior a la lesión deportiva y disminuyen durante el proceso de rehabilitación, no obstante suele producirse un nuevo incremento previo a la vuelta al deporte (siguiendo un patrón de recuperación en forma de “U”)[11–13].

Si estos factores psicológicos no son detectados, abordados y solucionados se podría ralentizar considerablemente el progreso de la recuperación del deportista y retrasar la vuelta a la competición [14,15].

¿Qué papel podrían estar jugando estos factores psicológicos en el proceso de recuperación de la lesión del ligamento cruzado anterior (LCA)?

Menos del 50% de los deportistas que se operan del LCA vuelven a su nivel previo de actividad deportiva [16,17]. Además, hemos de tener en cuenta que alrededor del 30% de los deportistas se vuelven a lesionar del cruzado en los dos años posteriores a la vuelta deportiva [18].

Con estos datos es evidente que todavía necesitamos optimizar considerablemente los procesos de rehabilitación y readaptación. Por otro lado, aún no existe un criterio claro para determinar el momento adecuado para volver a la competición, el denominado “return to sport” (RTS). Por lo general se utilizan criterios como el tiempo transcurrido desde la operación, determinados test de fuerza en la extremidad inferior (isocinéticos, MVIC, RFD, etc.) algunos test específicos como los “hop tests” y/o la “calidad” de los movimientos de la extremidad inferior a través de diferentes observaciones cinemáticas [19].

La importancia de los factores psicológicos como determinantes a la hora de decidir el momento del retorno al deporte (RAD) ya se llevan planteando desde hace algunos años, principalmente aquellos relacionados con el miedo a la recidiva [2,20–23]. Aún así, poco se han tenido en consideración en los algoritmos utilizados para el RAD después de la reconstrucción del LCA.

En un reciente estudio [24] se ha observado que deportistas con mayor miedo a la recidiva tenían 4 veces más probabilidades de presentar un menor nivel de actividad, 7 veces más probabilidades de presentar una asimetría en el test de salto a una pierna y 6 veces más probabilidad de tener un déficit de fuerza en los extensores de rodilla comparado con la otra.

rendimiento deportivo