EDUCACIÓN DEL DOLOR: ERRORES COMUNES